Propiedades de la leche de avena

La leche de avena es un producto que, de forma cada vez más habitual, encontramos en las estanterías de los supermercados. Ha surgido como una alternativa más sana a la leche, a la cual se atribuyen numerosos beneficios para la salud. En LecheDeAvena.net te contamos las propiedades de este cereal y las ventajas de incorporarlo a tu dieta.

La Avena

La Avena (Avena sativa), es una planta grande, que puede alcanzar el metro y medio de altura. Pertenece a la familia de las gramíneas y su fruto es un grano alargado y estrecho. Antiguamente, se utilizaba sobre todo para alimentar al ganado, aunque hoy día se ha ido introduciendo cada vez más en nuestra alimentación debido a sus múltiples propiedades, que son beneficiosas para el organismo.

La Avena es un cereal rico en proteínas, grasas insaturadas e hidratos de carbono de asimilación lenta, por lo que constituye un alimento saciante y rico en nutrientes.

Beneficios de la avena

Debido a sus componentes, el consumo de avena es muy beneficioso para la salud; veamos cuáles son éstos beneficios:

  • Reduce los niveles de colesterol, debido a su elevado contenido en fibras y en ácidos grasos Omega 6. Estas sustancias impiden la absorción del colesterol, que es eliminado por nuestro sistema digestivo.
  • Combate el estreñimiento y favorece el tránsito intestinal, gracias a la gran cantidad de fibra que contiene.
  • Es antioxidante, por lo que previene el envejecimiento y enfermedades derivadas de la degeneración de los tejidos, como el cáncer.
  • Suaviza y protege las mucosas digestivas, por lo que es un buen alimento para personas con el estómago delicado o que tengan una digestión pesada.
  • Contiene vitaminas del grupo B, fundamentales para el sistema nervioso e inmunológico, así como para el buen funcionamiento del cuerpo.
  • Es rica en minerales como hierro, fósforo, calcio, zinc, sílice y yodo, por lo que previene la anemia, la osteoporosis, y favorece el cuidado de la piel y el cabello. Favorece la cicatrización de la piel, evita su irritación y refuerza el sistema inmunológico.
  • Es rica en aminoácidos, por lo que favorece el crecimiento infantil y está indicada en dietas vegetarianas.

¿Cómo consumir avena?

La avena puede consumirse en forma de leche, o bien en forma de gachas, mezclando copos de avena con un poco de agua o leche de avena y calentando hasta que adquiera una consistencia densa.

También podemos encontrar en el mercado diversos productos, como yogures de avena, galletas de avena, muesli, tortitas, o harinas, tanto blanca como integral.

Es muy beneficioso sustituir la leche de vaca por leche de avena en nuestra dieta, ya que la leche de vaca resulta más difícil de digerir y puede dar lugar a la aparición de intolerancias y alergias. Además, la digestión de la leche produce más toxinas, por lo que conlleva que el hígado haga un mayor trabajo. Las calorías consumidas son prácticamente las mismas que al tomar leche de vaca semidesnatada, pero ésta es mucho menos digestiva.

El salvado de avena

El salvado de avena es la parte más externa del grano, y aunque es una gran fuente de proteínas, vitaminas y minerales, suele desecharse para la elaboración de la harina refinada de avena. No ocurre lo mismo con la harina integral, por lo que esta es más recomendable y más nutritiva.

A continuación, puedes visualizar un vídeo en el que se explican detalladamente los beneficios de la avena: